Un reishi micromolido es el que se ha molido a tamaños de partícula  minúsculos, de milésimas de milímetro (micras).

Esta técnica rompe las paredes celulares de todas las células de la seta, lo cual permite que nuestros sistema digestivo pueda acceder al contenido interno de todas las células de la seta

Por esto, la micromolienda maximiza la absorción del reishi y el polvo se aprovechará muchísimo más.

Imagen de nuestro reishi micromolido (ampliación 400X). Todas las células fúngicas están rotas. Nuestro sistema digestivo puede acceder al contenido intercelular y aprovechar el máximo del producto.

Por ello reishi micromolido se puede considerar con una asimilación hasta un 200% o 300% superior que la de un reishi de molienda gruesa o granulado.

Y es que un reishi granulado-grueso está diseñado exclusivamente para infusión, no para un consumo directo, ya que apenas se digiere si se llega a consumir entero.

Si tomáramos un reishi como el de la foto, es posible que sólo 10-15% del producto pueda ser utilizarlo por el organismo: son trozos tan grandes que van a pasar por el tracto digestivo sin casi alterarse, como si nos comiéramos un cacho de corcho, expulsándose luego al exterior por las heces.

Este sería un reishi granulado de uso típico para infusión.

Además, un reishi de molienda gruesa apenas será atacado por la flora del colon, tan sólo superficialmente. Por el contrario en un  reishi micromolido, su fibra fungica será fermentada eficazmente por la flora y trasformada en ácidos grasos de cadena corta.

Video de microscopia de un lote de nuestro reishi micromolido. Más del 99% de las células de la seta están rotas, permitiendo una máxima digestibilidad del reishi.

Por ello, y estas 5 cosas que nos diferencian de cualquier reishi del mercado, estamos muy orgullosos de nuestro producto micromolido. ¡Ah! Lo tienes diponible aquí: tienda online

Y si te gustó este artículo quizá te interese la respuesta alguna de estas preguntas sobre el reishi:

Abrir chat
¿Necesia ayuda?
Hola.
¿En qué podemos ayudarte?