logo mundoreishi

Bardana. (Arctium lappa). ¿Quién no ha jugado con ella?

Es una planta bienal que se encuentra sobre todo en la mitad norte de la península. También se llama lampazo, lapa, pegadillo, hierba de los tiñosos.

El primer año desarrolla una roseta a ras del suelo con grandes hojas y una raíz profunda, de hasta 1,5 metros y hasta 3 centímetros de grosor. Las hojas de esta roseta puedes ser de hasta 30cm.

bardana

Frutos de la Bardana. Todo niño que se precie habrá jugado con ellos.

El segundo año brotan los tallos florales en primavera, que pueden alcanzar más de 1,5m de altura. Al final de los tallos aparecen las inflorescencias de tipo corimbo, con flores de color rojo o rosa. Las hojas son más pequeñas a medida que subimos por el tallo, careciendo las superiores de peciolo.

La bardana gusta de terrenos ricos en nutrientes, bien nitrogenados, como linderos, bordes de caminos o terrenos abandonados. Es frecuente verla en las zonas urbanas y dentro de los pueblos.

Los frutos tienen una forma esférica y están llenos de ganchos con forma de garfio. Esto les permite agarrarse a los pelos de los animales que pasan al lado, ovejas, perros, zorros, etc. y de esta forma se dispersan por otros lugares. Es lo que se llama dispersión zoócora.

La característica de agarrarse a los tejidos hace que sean usados por niños que recogen los frutos y se los lanzan jugando. Una curiosidad es que el diseño del actual velcro que encontramos en numerosas prendas de vestir se basa en la observación del funcionamiento de este tipo de semillas, como la bardana o el amor de hortelano.

arcium-lappa

El uso externo de las hojas de bardana para problemas de la piel ha sido muy extendido

La raíz de bardana puede ser consumida asada al horno. Para ello se lava muy bien, frotando con un cepillo. Se unta de aceite a su alrededor. Luego se envuelve la raíz con las propias hojas de la planta y esto, a su vez, en papel de aluminio. Se mete al horno hasta que la raíz quede blanda (unos 90minutos). También se puede hacer a la barbacoa.

Bardana, propiedades:

El consumo de la raíz se considera depurativo para el organismo y una ayuda interna para para el acné y los eccemas de la piel. También favorece la secreción biliar, por lo que facilita la digestión de las grasas y por su alta cantidad de potasio y otros minerales presenta propiedades diuréticas. Por todos estos usos es fácil localizarla en tiendas de dietética y herboristerías, sola o mezclada con otras especies que comparten estas propiedades.

Para su uso la raíz debe recogerse antes de la floración, para que tenga la máxima cantidad de sustancias en su haber. Esto es así porque la planta, para la floración, consume gran cantidad de sustancias de la raíz, y por ello descienden sus propiedades.

Los tallos también recogidos antes de la floración pueden pelarse y prepararse como espárragos. La hojas jóvenes pueden utilizarse como verduras para, por ejemplo, preparar un puré.

El uso externo de las hojas de bardana para problemas de la piel ha sido muy extendido: quemaduras, inflamaciones, seborrea… así el nombre de hierba de los tiñosos se debe a que fue utilizado para tratar esta enfermedad.

 

“Pedos de lobo”: Setas para sanar heridas. Frecuentes y útiles

Desde el siglo XVII existen manuscritos en Italia que recogen el uso de estas curiosas setas para tratar problemas de la piel: hemorragias, úlceras, sabañones…

¿Cuál de estos usos está contrastado? Pues de forma práctica, ¡todos! El polvo esporal de los “cuescos o pedos de lobo”, “setas bola” o “bejines”, es decir, el contenido que sale del interior al apretarlas cuando están maduras, posee sustancias antibióticas y cicatrizantes. Así, el pedo de lobo de bosque (Lycoperdon perlatum) tiene en su composición calvasterona como sustancia cicatrizante, que ayuda a cortar la hemorragia, y ácido calvático como antibiótico, que desinfectaría la herida. ¡todo en uno!

lycoperdon-perlatum.jpg

Foto detalle del pedo de lobo: Lycoperdon perlatum. La parte exterior está llena de “pinchitos” que se desprenden al rozarlos y que ayudan a identificarlo.

Cuatro siglos de este sorprendente y desconocido uso medicinal siguen hoy en día avalados por verdaderos sabios de la naturaleza: Así  recuerdo que, años atrás, en unas jornadas micológicas en un pueblito de Ávila, un pastor se me acercó y agarrando de mi cesta un pedo de lobo me dijo: “esta seta es mano de santo para los sabañones”, y me explicó cómo la utilizaba. Lo que me hace pensar que este uso no es casual, es que lo mismo me ha sucedido en otros puntos de España con otras personas que generosamente han compartido sus conocimientos.

Y cómo no, grandes empresas saben de estos usos y están buscando en ellos (y han encontrado) sustancias para emplear en cirugía estética ya que su uso apenas deja cicatriz. Así, por ejemplo, Bayer, la multinacional farmacéutica, ha estudiado muchísimas de estas especies de hongos “cirujanos”. ¿Tendrá ya los productos en el mercado?

 

Un hongo medicinal bioluminiscente

En este post hablaré de la seta de miel, una seta común en España que se puede encontrar en bosques de frondosas.

Se le han encontrado virtudes interesantes y poco frecuentes: Su consumo mejora el riego sanguíneo en el cerebro, tiene efecto terapéutico sobre el vértigo inducido por la rotación de la maquinaria  (Yu et al., 2006) y efectos cerebrales protectores (Watanabe et al., 1990).

armillaria-mellea-blogSeta de miel, apreciadísima especie en Italia, excelente para el cerebro, y muy poco consumida en España.

Es la fructificación del hongo Armillaria mellea, una especie bioluminiscente de las pocas que aparecen en la flora española. En noches de luna nueva, en plena oscuridad, se le puede ver lucir  levantando la corteza de los árboles donde el micelio está alimentándose.

Para ver esta propiedad hemos realizado dos fotos de una placa de cultivo de nuestro laboratorio, con luz y sin luz: ¡sorprendente! (pasa el ratón por encima para ver la placa en oscuridad)

armillaria-mellea-micelio

arrmillaria-mellea-micelio-oscuridad

Otras curiosidades: no deben comerla los cerdos ya que puede ser letal para ellos;  crece en forma de raíces (rizomorfos), algo poco frecuente en los hongos; se encarga de crear claros naturales en bosques;  y, según nuestros ensayos, es extremadamente resistente al frío: se le puede congelar durante semanas a -18 ºC que, una vez descongelado, sigue vivo.

Ah! El ser vivo mas grande del mundo es un primo suyo, otra seta de miel (Armillaria ostoyae) que ocupa:  ¡900 hectáreas!

 

La importancia de saber qué se toma y cómo hay que prepararlo II

Infusión, maceración, cocción… La parte de la planta u hongo que se usa con fines nutracéuticos debe prepararse de un modo adecuado, si no corremos el peligro de que no sea eficaz.

Por ejemplo la gayuba, (Arctostaphylus uva-ursi) una de las mejores plantas para las infecciones urinarias, deja de ser tan efectiva si hervimos la hojas, pues con el agua caliente destruimos parte del principio activo. Lo ideal en este caso es preparar una maceración: ponerla en agua tibia durante mínimo 12h.

Los casos en que se recomienda una decocción son los que el principio activo requiere de altas temperaturas para que “salga” de la planta u hongo y pase al líquido. De no cocer su debido tiempo, tomaremos en el líquido un mínimo de principio activo sin aprovechar todas las virtudes.

En el caso de las setas nutracéuticas, de cogerlas en campo, nunca se tomarán crudas ya que la inmensa mayoría de los hongos producen setas con alguna toxina. Incluso la seta de ostra, la gris de bandeja del supermercado (Pleurotus ostreatus), es tóxica en crudo o mal cocinada, provocando anemia debido a que destruye los glóbulos rojos de la sangre. Si se toma cocinada o seca en polvo, tiene la peculiaridad de reducir los niveles de colesterol.

pleurotus-ostreatus-crecimiento-1Seta de ostra silvestre (Pleurotus ostreatus): su consumo puede reducir el colesterol hasta un 30% pero no hay que comerla cruda o poco cocinada, pues provoca anemia!! ¿Cultivarla en casa? Así de simple: ai te llevas un trozo de madera a tu casa (trozo donde has visto crecer la seta, claro) y lo entierras 1/3 en una maceta, regando la misma como si se tratase de una planta, obtendrás un par de cosechas de setas al año.

Por último, si además recolectamos nosotros nuestras plantas/setas en el campo debemos saber el momento exacto en que presenta las máximas propiedades. Por ejemplo, para las flores hay que recogerlas recién abiertas por la mañana y las raíces casi siempre antes de la floración, y las setas: mejor ejemplares maduros.