logo mundoreishi

Extractos de reishi del mercado, pueden ser muy buenos, si se sabe el “tipo y la procedencia”

Prácticamente todas los comercios del mercado que venden reishi están vendiendo extractos de reishi. Por desgracia desconocen qué tipo de extracto están vendiendo y su procedencia, debido a que esta información no está recogida en la etiqueta. Aquí aclaramos el asunto y la trascendencia de esto.

extractos-tipos

1- Tipo de extracto:

Pregunten en cualquier farmacia, herboristería o tienda qué tipo es el extracto de reishi tienen: ¿Es un extracto metanoico? ¿Es hidroalcóholico? ¿Es un extracto en éter?... Nosotros sabemos que ¡cada uno de ellos es distinto! (link)

Cada uno de estos extractos concentra unas cosas y, por ello, ¡sólo poseerá las virtudes de lo que está concentrando! Consejo: no consuman un extracto que no indique su procedencia, con qué disolvente se ha elaborado. Y pongo un ejemplo real:

Una persona que coge catarros asiduamente y que tiene las defensas bajas, va la herboristería de su barrio a pedir una ayuda al especialista que pasa consulta en la tienda. Le recomienda reishi y equinácea, la equinácea no más de 3 meses porque puede crear dependencia, el reishi puede tomarlo de continuo. Atendiendo a lo que le comenta el especialista se dirige a la zona donde venden productos y el tendero le vende un extracto de reishi 1-20, considerándolo el más efectivo, debido a que está muy concentrado. Como suele pasar, en la etiqueta del producto no pone nada, pero se está llevando un extracto de reishi en éter.

El especialista le ha asesorado bien, el tendero le vende el extracto más concentrado que tiene, considerando que es el más eficaz y ¡Gran error! Por ignorar la procedencia del extracto, no indicada en la etiqueta, el resultado del consumo de este “reishi” será igual que el de un placebo, es decir, no repercutirá practicamente en nada en su sistema inmune. Y explico por qué:

Un extracto en éter de reishi concentra sobre todo los ácidos grasos (aceites) y moléculas polares que se disuelven en los mismos. Es un extracto estupendo para usar vía externa añadido a cremas de piel, para nutrir e hidratar, pero el disolvente utilizado para la extracción no concentra las sustancias consideradas de acción sobre el sistema inmune: betaglucanos y proteínas inmunomoduladoras. No va a tener eficacia para el problema del paciente. (De funcionarle será por el 15% de eficacia que se le atribuye al efecto placebo general).

Resumiendo: los extractos son enormemente distintos según qué disolvente se utilice en su preparación. Si la etiqueta no indica la procedencia del mismo, no aconsejamos su consumo, pues no se sabe las propiedades que presentará.

En otro post comentaremos con más detalle los tipos de extractos comerciales y sus virtudes.

2- Procedencia del extracto:

La procedencia de los extractos de reishi del mercado pueden ser de:

  1. De reishi (setas de Ganoderma lucidum)
  2. De Ganoderma lucidum (micelio).

Como podemos leer, en la etiqueta de ambos producto pondrá: extracto de Ganoderma lucidum. Si no aclara si es seta o micelio, es probable que sea micelio, que es mucho más económico de cultivar (se alimenta de agua con azúcar, básicamente) y por ello está más presente en el mercado.

Lo que diferencia entre uno y otro reside en la materia prima inicial que se utiliza para elaborar el extracto. En un caso es hongo, el micelio (Ganoderma lucidum) y en otro caso es seta (setas de Ganoderma lucidum).

Las diferencias en composición y propiedades entre ambos son enormes. Por ejemplo, atendiendo al contenido de polifenoles que son los que concentran la mayor parte de las virtudes antioxidantes del producto, comparando los extractos de Ganoderma provenientes micelio y de setas, los resultados varían de no detectable en el primer caso hasta 7,82% en el segundo, mientras que los de polisacáridos, donde se encuentran betaglucanos de acción inmunomoduladora, pueden variar del 1,1% hasta el 29,7% respectivamente, según investigó Chang en 2010.

Otro equipo de investigación los comparó también (Bhardwaj et al, 2016)2. Estudió decenas de moléculas químicas distintas mediante una técnica denominada cromatografía de líquidos de ultra presión acoplada a un analizador de espectrometría de masas en tándem de 4 polos, y concluyó que son productos con enormes diferencias químicas, totalmente diferenciados. Esto hace que ambos extractos presenten distintas propiedades y que no sean equiparables.

Resumiendo: los extractos de micelio son enormemente distintos de los extractos de seta. Si no se indica en la etiqueta que es un extracto de seta (procedente de reishi), no aconsejamos su adquisición, pues puede ser extracto de micelio. Un extracto puro de seta, sí que puede ser un producto excelente, pero hay que atender a lo que comentamos en el punto 1: depende del tipo de extracto (disolvente utilizado en la extracción).

Si le gusto este artículo puede que le interese: Diferencias entre reishi puro y extractos de reishi o este otro 3 Puntos claves para elegir un buen reishi


1- Chang STB, J.A. Safety, quality control and regulational aspects relating to mushroom nutriceuticals. 2010.

2- Bhardwaj, A., et al., Screening of Indian Lingzhi or Reishi Medicinal Mushroom, Ganoderma lucidum (Agaricomycetes): A UPC2-SQD-MS Approach. J Pharmacopuncture, 2016. 18(2): p. 177-89

 

Otro par de setas con usos tradicionales y medicinales: cola de pavo y yesquero erizado

La cola de pavo, Trametes versicolor, es una seta que por su belleza fue usada por modistos del S. XX  para decorar sombreros. Existen referencias de su uso durante la edad media para tratar problemas del ganado, aunque no se sabe concretamente el fin. En la actualidad como una exquisita “hierba” medicinal para tratar catarros y problemas respiratorios varios, fluidificando las flemas y fortaleciendo las defensas. También se la llama kawaratake.

inonotus-hispidus-1

El yesquero erizado, Inonotus hispidus, fácil de encontrar en plátanos de jardines de ciudades, en chopos y otras frondosas, se pueden mezclar con agua dando un tinte rojizo que fue muy apreciado para teñir sedas y cueros. Este tinte también se ha utilizado para pintar muebles de un color similar al cerezo. Moléculas activas de la seta se han estado investigando para el cáncer de estómago.

 

Sabiduría de la edad media recogida gracias a hongos

Durante la Edad Media, mucha de la sabiduría se almacenó gracias a las setas. En los monasterios cristianos se recogió y protegió buena parte de todo el saber de la época en libros escritos con tinta de setas del género Coprinus.

Así, la exquisita barbuda o chipirón de monte, como también se llama a Coprinus comatus, era recogida y se dejaba licuar transformándose por sí sola en una tinta negra.

coprinus-comatus-2Coprinus comatus, barbuda o chipirón de monte. Una exquisita seta que se licua a sí misma transformándose en una tinta negra.

Esta característica también se encuentra en otros taxones del género, por lo que es muy posible que en estos libros antiquísimos haya una colección de esporas interesante.

Más cercano en el tiempo, durante la Segunda Guerra Mundial algunos documentos oficiales del bando nazi también fueron escritos con tinta de setas. Hasta que se averiguó esto no hubo forma de interceptarlos y falsificarlos.

Actualmente se vende desecada y en cápsulas como ayuda para la hiperplasia benigna de próstata. Existen varias publicaciones que la consideran interesante para este fin.

 

Yesquero de abedul y el lactario pimentero. Un par de setas con usos variados y medicinales.

El yesquero de abedul, Piptoporus betulinus, es un hongo muy curioso y con multitud de usos: Carpóforos de este hongo fueron encontrados junto a un hombre de las nieves que se encontró en los Alpes italianos en 1991, y que vivió hace 5.000 años, el Ötzi. Al parecer se cree que lo usaba como medicina para los parásitos intestinales.

 

piptoporus-betulinus-2El yesquero de abedul. Uno de los hongos medicinales con un uso más antiguo

 

Este hongo se usaba durante el siglo XIX, en Francia, para afilar utensilios de joyería: se cortaba en láminas el sobrero, se pegaba a una madera y en la lámina se afilaban los utensilios. Uso similar se le daba a las láminas sueltas, que valían para pulir metales. Su esponjosidad y resistencia permiten que hoy en día se puedan utilizar para clavar agujas y alfileres en los costureros de las casa.

Otro seta, el lactario pimentero, Lactarius piperatus, también en Francia se utilizaba cocinado a la plancha, para detener hemorragias de los leñadores. El nombre de pimentero le vienen de que la seta tienen un sabor muy picante y se puede secar y moler usándolo como pimienta. Eso comentan muchos libros, aunque desconozco si realmente alguien lo aplica!