logo mundoreishi

Hongos inmunomoduladores: Ayudan a tu autodefensa. Parte II

Los hongos y plantas inmunomoduladores/inmunoreguladores inducen una mayor adaptabilidad del organismo hacia el medio, mejorando la inmunidad específica, la no específica y los mecanismos de defensa.

Esto ayuda a que, por ejemplo, no cojamos un catarro o terminemos con ese catarro que está ahí durante semanas, salgamos antes de una gripe o resfriado, nos encontremos con más energía durante el día (la fatiga a veces se debe a una merma de las defensas del organismo). Junto a esto, los metabolitos de algunos de estos hongos mantienen el sistema hormonal del individuo, lo cual es una ayuda al cuerpo para combatir enfermedades como la infección viral o el cáncer.

¿Y en individuos sanos? Los estudios que existen para algunas especies de hongos inmunoreguladores, como con el reishi o el maitake, demuestran que el sistema inmunológico de un organismo sano no es afectado por lo metabolitos de estos hongos. Solo actúan cuando las defensas están bajas; por ello son reguladores y no potenciadores del sistema inmune.

trametes-blog

 Cola de Pavo o yesquero multicolor (Trametes versicolor) es una seta que se puede encontrar casi sobre cualquier tipo de madera y cuya infusión tiene propiedades inmunomoduladoras. No confundir con el yesquero amarillo (Stereum hirsutum) que también se puede ver en la foto.

Y aquí dejo 5 especies de hongos que activan el sistema inmunológico (algunos de ellos ya están desarrollados comercialmente): Ganoderma lucidum, Grifola frondosa, Trametes versicolor, Tricholoma matsutake y Tricholoma mongolicum. De ellos, el más efectivo y estudiado: determinadas cepas de reishi (Ganoderma lucidum). Sobre plantas, las más conocidas son las del género Echinacea: E. purpurea, E. angustifolia.

 

Este sitio utiliza cookies para poder funcionar correctamente.

Las cookies son necesarias para el correcto funcionamiento de la web.

Si navega por esta web está aceptando las cookies.

.